Caen 5.000 kilos de droga, pero el poder de los narcos quedó intacto

De nada sirve la destrucción de toneladas de marihuana si la estructura de producción sigue intocable, con capomafiosos libres para seguir financiando indefinidamente el narcotráfico, ridiculizando los aparatosos operativos de Senad.

Un centro de producción de marihuana fue descubierto en la localidad de Piray, distrito de Capitán Bado, donde agentes antinarcóticos se incautaron de más de 5 toneladas de la droga, que según los informes fueron destruidas en el mismo lugar de intervención por orden de la fiscala interviniente.

El trabajo se realizó en el marco de la “Operación Cobra III”, impulsado por la Senad con el objetivo de anular una estructura logística instalada en redes de campamentos erigidos por grupos de narcotraficantes de la zona fronteriza con Brasil, el principal mercado de la droga “made in Paraguay”.

En tres refugios divisados se encontraban almacenados más de 5.000 kilos de la hierba.

Las operaciones para la detección de los centros de producción narcótica consistieron en incursiones en las zonas geográficamente vulnerables a la instalación de campamentos clandestinos.

El grupo operativo se trasladó hasta Piray, una zona despoblada dominada por bosques nativos, donde se realizó la destrucción y el levantamiento de evidencias de los campamentos localizados.

Los refugios que oficiaban de depósitos fueron construidos de manera precaria, pero la estructura disponible facilitaba el proceso de producción a través de la logística adecuada.

En total, fueron destruidos 4.300 kilogramos de marihuana prensada y 1.500 kilos de marihuana picada.

En el interior de los refugios también procedieron a la incineración de todos los elementos que el proceso de producción exige para la obtención del prensado final, entre ellos una prensa rústica, una guillotina y 18 gatos hidráulicos.

El operativo también posibilitó la incautación de armas de fuego, entre ellas 3 rifles calibre 22 y una escopeta.

La intervención contó con el acompañamiento de la fiscala Katia Uemura y su comitiva del Ministerio Público.

El operativo ocasionó una pérdida al narcotráfico de unos 174.000 dólares, según se informó.

Como es repetido en los grandes operativos de la Senad, no se ha reportado la detención de ningún narco, con lo cual el poder productivo y de comercialización de la mafia queda intacto.

Comentarios

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *