Brazo influyente de la Corte busca influir a favor de brasileño acusado de desacato

La propiedad que reclama la Asociación Espíritu Santo cuenta con 80.000 hectáreas y está totalmente alambrada. Un eslabón importante de la Corte le allana el camino a un brasileño con orden de desacato para quedarse con la misma, ante el riesgo contra el Estado de Derecho. (Foto: El País).

Un brasileño con orden de desacato judicial en Paraguay podría recibir otra ayuda de la misma instancia judicial nacional en un hecho considerado grave por los entendidos en leyes.

El caso es voz populi en los pasillos del Poder Judicial, pero se maneja en sigilo, porque quien lidera el aparente indebido auxilio es nada menos que un ex presidente de la Corte Suprema de Justicia. En el caso están en juego el Estado de Derecho y las inversiones privadas.

Quien tiene aparentemente el brazo largo judicial a favor es el brasileño Joacir José Repossi, quien pone la cara por la empresa Agrociencia SA, que mantiene un litigio por usurpación de tierra reclamada por la Asociación del Espíritu Santo para la Unificación del Cristianismo Mundial.

Este caso ya fue denunciado por los abogados Alejandro Nissen y Carlos Gwynm, quienes defienden a los empresarios cristianos.

De acuerdo a nuestras fuentes, la tramoya vendría de la mano del ex presidente de Corte Suprema de Justicia, Antonio Fretes, quien integra el Tribunal con las dos señoras que son parte igualmente de la máxima instancia judicial.

La acción indecorosa, además de la situación de apariencia irregular, terminará atentando contra el Estado de Derecho y la inversión privada que pide el gobierno nacional.

De acuerdo al A.I. 316, Joacir José Repossi está imputado por la comisión del hecho punible de desacato a una orden judicial.

El brasileño tiene la prohibición de cambiar domicilio y otras reglas dispuestas por la justicia, pero sin embargo, mediante la mano de un ministro de la Corte busca atropellar la institucionalidad jurídica de la República.

Repossi no sólo tendría una ayuda especial, sino que le estarían haciendo el camino para quedarse con la tierra que reclama la Asociación de Espíritu Santo, una voz que corre en los pasillos del Poder Judicial.

Este hecho irrita a quienes buscan hacer justicia en el Paraguay.

La tierra en cuestión se encuentra en Puerto Leda, jurisdicción de Fuerte Olimpo, a unos 30 kilómetros al sur de Bahía Negra y a 770 kilómetros al norte de Asunción, hasta donde llegaron hace un mes periodistas y referentes de varios ámbitos para comprobar el trabajo que se realiza.

La decisión judicial, gracias al lobby y presión de uno de los ministros de la Corte, atentaría, en caso de consumarse, las inversiones privadas y pondrá en saco roto la seguridad jurídica de los bienes inmobiliarios.

Los abogados de la Asociación del Espíritu Santo apuntaron que la empresa al que representan empezó a trabajar en el sitio en el año 2000, luego de concretar la compra del terreno totalmente alambrado.

Por ahora, hay preocupación de rara ayuda que se busca dar desde la misma Corte a quienes son acusados de apoderarse de la tierra ajena, donde el principal abanderado (Joacir José Repossi) tiene orden de desacato a una orden judicial.

Comentarios

Comentarios

loading...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *