Arma devastadora explosionada por Trump amenaza con una hipotética 3ª. Guerra Mundial, advierten

Esta es la bomba GBU-43 utilizada contra fuerzas rebeldes de Afganistán por “autorización total” del presidente Donald Trump, quien según exportes expone al mundo a una conflagración mundial de consecuencias catastróficas.

Estados Unidos lanzó sobre posibles instalaciones terroristas en Afganistán el mayor artefacto no nuclear que posee, conocido como “la madre de todas las bombas” que estuvo desarrollando durante la guerra de Irak, pero no había utilizado hasta ahora, afirman cables de agencias noticiosas internacionales fechadas en Washington.

El ataque tiene lugar tras el bombardeo al régimen sirio y en plena escalada de tensión con Corea del Norte. 

Durante su campaña electoral, el polémico presidente norteamericano combinaba la promesa de no embarcar al país en más conflictos externos de los imprescindibles con bravuconadas militares, pero a punto de cumplirse los 100 primeros días de su presidencia, se está imponiendo su “yo” militar, redoblando la ofensiva en Afganistán.

Reconoció que dio “autorización total” a ese ataque.

De acuerdo a los informes, se trata de una bomba GBU-43, que fue lanzada sobre una red de túneles y cuevas del ISIS-K (las siglas que se refieren a la facción afgana del Estado Islámico) en el distrito de Achin, provincia de Nangarhar.

El proyectil tiene 10 toneladas de peso, y equivale con sus siglas en inglés a “Madre de Todas las Bombas”.

A los pocos minutos de confirmar la operación, el departamento de Defensa difundió una fotografía de la famosa bomba, un proyectil color naranja de enormes dimensiones.

“El ataque fue diseñado para minimizar el riesgo de las fuerzas americanas y afganas que llevan a cabo operaciones de limpieza en la zona mientras que maximiza la destrucción de instalaciones y combatientes del ISIS”, explicó el Pentágono.

“Esta es la munición adecuada para reducir estos obstáculos y mantener el ímpetu de nuestra ofensiva contra el ISIS”, añadió.

Rusia, China y Coreal del Norte, a más de Irán y Siria, condenaron el ataque, y afirmaron que tendrá su debida “respuesta”, anunciando una escalada de violencia que puede poner al rojo vivo el anuncio no oficial de desencadenamiento de una hipotética 3ª. Guerra Mundial, que sería catastrófica para la humanidad.

 

Comentarios

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *