A espaldas del partido, disidencia colorada hace campaña para el 2018

Marito es visto en un mercadito popular, confundido con el barro y las precariedades, algo impensable fuera del ámbito proselitista, en una tempranera campaña con vistas a las presidenciales del 2018.

Sin reparar en la institucionalidad y el eventual consenso para una candidatura con posibilidades de éxito, disidentes del Partido Colorado son vistos periódicamente en sectores populares y de mucha necesidad haciendo proselitismo.

Se trata del grupo que apoya a Mario Abdo Benítez, quien el año pasado perdió las internas partidarias a manos del gallo oficialista, Pedro Alliana.

A partir de entonces, lejos de la anunciada unidad republicana, tanto Marito como Alliana se manejan en compartimientos estancos y no se avizora en el horizonte alguna esperanza de mejoría en las relaciones.

Abdo Benítez visita con asiduidad a vendedores de los mercados municipales, donde reparte boletines y promete mejorar la situación de los centros de comercialización, que en todos los casos adolecen de problemas estructurales añejos, como el hacinamiento, la falta de comodidades y la limitada asistencia en temas recurrentes como el transporte de los productos y la seguridad.

Marito responde a la disidencia liderada por el senador Juan Carlos Galaverna, quien apuesta por la candidatura de su “ahijado” y sin ruborizarse le presenta en círculos partidarios como “el próximo presidente de la República del Paraguay”, y a la esposa de su colega senador se dirige como “futura Primera Dama”.

La situación se presenta en un momento de crispación interna dentro de la centenaria nucleación partidaria, donde emergen dos bandos bien contrapuestos, como son los “kalesistas” y los “cartistas”.

La ANR prefiere no hacer comentarios, y en todos los casos sus dirigentes señalan que aun es prematuro para hablar de elecciones, aunque revolotea en el ambiente la no asumida intención del presidente Cartes de hacer el rekutu, a pesar de la expresa prohibición de la Constitución Nacional.

Comentarios

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *